Comparta esta noticia

*(Parte 2)

El 01 de noviembre la Gobernación de Antioquia, la Alcaldía de Medellín y el Instituto de Bienestar Familiar, firmaron el pacto ‘Protégeme’, una iniciativa que busca implementar estrategias que contribuyan a la erradicación de las violencias, y movilizar conciencias en torno a la importancia de crear entornos protectores para los niños y niñas.

Y es que el panorama del departamento no es alentador, cifras del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses evidencian que en lo que va corrido del año se han registrado 840 casos de violencias contra la infancia. Por su parte, la Gerencia de Infancia, Adolescencia y Juventud, explica que las dos regiones con los índices de violencias más altos son el Suroeste y el Oriente antioqueño; siendo Tarso, Jericó, Amagá, Betulia y Támesis los municipios con las mayores tasas de violencia intrafamiliar y sexual, de nuestra región.

En nuestra edición pasada le dimos voz a Tarso para que nos explicara el panorama de esta problemática, en ésta, consultamos a los demás municipios.

Amagá: el abuso sexual y la negligencia por parte de los padres es lo más recurrente en el municipio, tanto en la parte urbana como rural, porque la pareja trabaja y no tienen quien cuide a los niños, en múltiples ocasiones nos han llamado a la comisaría para denunciar sobre niños que están solos. Los padres no entienden que en la casa hay muchos peligros representados en el gas, armas corto punzantes, incluso armas de fuego. En la atención creemos que vamos por buen camino: estamos descentralizando la Mesa de Infancia y Adolescencia, entonces todas las entidades que participan nos estamos desplazando a las veredas para hacer capacitaciones sobre: abusos sexuales, y violencia intrafamiliar”. Alexander Gómez, comisario de familia.

Betulia: con fundamento en las estadísticas de los Procesos Administrativos de Restablecimiento de Derechos y los acompañamientos requeridos, que se han adelantado por la Comisaría de Familia, se puede evidenciar una preocupante cifra de casos de abusos sexuales en contra de nuestros niños y niñas. Observando que el año inmediatamente anterior se atendieron en promedio 10 casos y en lo que va corrido de 2017 se han registrado ocho. Actualmente se adelanta el proceso de actualización de la Política Publica de Niñez y Familia, se tendrán en cuenta estrategias como: acciones en los centros educativos del área urbana y en la zona rural, dedicando especial atención a la forma en que los padres se comunican con sus hijos, brindando pautas sobre educación sexual. Se observa desinformación en la infancia sobre el cuerpo”. Yenni Paola Estrada Pérez, comisaria de familia / Luisa Rodríguez Tamayo, Psicóloga.

Jericó: “se tiene un aproximado en lo que va corrido de este año de: cuatro casos de presuntos abusos sexuales a menores de edad (niñas) que están en proceso de seguimiento en Comisaría de Familia y han sido remitidos a la Fiscalía Local para su debido tramite, y 26 casos de violencia intrafamiliar que son reportados al SIVIGILA. Tenemos diferentes actividades de prevención: encuentros con madres, padres y/o cuidadores e infancia de las instituciones rurales en temas relacionados a la prevención de la violencia intrafamiliar, y abuso sexual infantil. Igualmente nos encontramos actualizando nuestra política pública por medio de la Mesa de Primera Infancia y estamos recibiendo asesoría para la construcción de la política pública de apoyo y fortalecimiento de la familia. Frente a los procesos donde los menores de edad que tienen amenazados, inobservados o vulnerados los derechos, se realiza un restablecimiento de derechos”. Fanny Andrea Zapata, Trabajadora Social, Comisaría de Familia.

Támesis: “en cuanto a acceso carnal abusivo con menor de 14 años en lo que va corrido del año  2017 se han presentado  cuatro casos,  y actos sexuales con menor de 14 años: seis casos. Las violencias están muy arraigadas en nuestras comunidades por los ancestros machistas que tenemos, y de ahí que se haya trasmitido de generación en generación, es un aspecto cultural que no se cambia de la noche a la mañana, sin embargo, no podemos bajar la guardia y hay que seguir combatiendo este flagelo. En mi concepto la mejor forma de cambiar aspectos culturales, es a través de la educación, por ello, este despacho de la comisaría para poder hacer prevención  masivamente  tiene programas una vez a la semana en radio y televisión, y cada 15 días  salidas a las veredas  para hacer charlas con padres e hijos empoderándolos  sobre sus derechos y deberes”. Amparo Cardona Giraldo, Comisaria de Familia.

Ojalá que el regalo más grande que le demos a las niñas y niños sea una infancia feliz, llena de amor y respeto por sus vidas y sus sueños. Si usted conoce casos de menores víctimas de maltrato o abuso sexual no guarde un silencio cómplice ¡Denuncie!

Quizá le interese leer:

No sea cómplice del maltrato infantil

¡El abuso sexual infantil no es un cuento!

Comentarios
Comparta esta noticia