Violencia contra la libertad de prensa ¡Nunca más!

Comparta esta noticia

El pasado viernes 13 de abril en una rueda de prensa el presidente de Ecuador Lenin Moreno confirmó el asesinato de Javier Ortega, Paul Rivas y Efraín Segarra trabajadores del diario El Comercio por parte de integrantes del “Frente Oliver Sinisterra” una organización armada ilegal que tiene su campo de acción en la frontera.

Javier Ortega (periodista, Paul Rivas (fotógrafo), y Efraín Segarra (conductor), fueron secuestrados el 26 de marzo en la frontera de Colombia con Ecuador.

Según la Fundación para la Libertad de Prensa: “En Colombia, desde 1993, con el caso de Danilo Alfonso Baquero, no se presentaba el homicidio de un periodista mientras estuviera privado de su libertad. En Ecuador es el primer caso de este tipo”. 

Precisamente la FLIP hace énfasis en que el 12 de abril a las 10 de la mañana, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos otorgó medidas cautelares a favor de los tres periodistas. Esta decisión ordena a los Estados ecuatoriano y colombiano a:

(1) Adoptar medidas necesarias para salvaguardar la vida de los tres periodistas.

(2) Garantizar que estos puedan desarrollar sus actividades periodísticas sin intimidación, amenazas u otros hechos de violencia.

(3) Informar sobre acciones adoptadas para investigar los hechos.

Por eso condena la actuación de los gobiernos de Ecuador y Colombia por su falta de diligencia en proteger la vida de los reporteros.

Los gobiernos de Lenin Moreno y Juan Manuel Santos no lograron un trabajo conjunto y eficaz para conseguir la liberación oportuna de los tres trabajadores. Adicionalmente, no se acudió de manera eficiente a organizaciones internacionales humanitarias o a otros posibles mediadores -como la iglesia católica- para que facilitaran la liberación.

Desde el Periódico El Suroeste también rechazamos este hecho y cualquier otro que atente contra la vida y la integridad de profesionales del periodismo y sus equipos de trabajo; estarán en nuestra memoria Javier Ortega, Paul Rivas y Efraín Segarra y nos unimos al pedido de los medios latinoamericanos para que sus muertes no queden impunes y para que la verdad que estaban buscando no quede en la oscuridad. 

Datos del Informe sobre el estado de la libertad de prensa en Colombia 2017 titulado ‘Estado Depredador’ señalan que el año pasado se registraron 310 casos de ataques al oficio, el mayor número de agresiones presentadas desde el 2006.

Tal como la FLIP creemos que ES MUY DECEPCIONANTE que estos crímenes sigan sucediendo ¡Violencia contra la libertad de prensa nunca más! 

La FLIP exige a las autoridades colombianas y ecuatorianas trabajar con urgencia para lograr la pronta entrega de los cuerpos a sus familiares. La Fundación insta a los entes judiciales y órganos de control de los dos países a que agoten sus recursos investigativos para esclarecer los hechos y dar con los responsables de este crimen atroz, además de verificar si se realizaron operativos militares que hubiesen puesto en riesgo la vida de los tres trabajadores de El Comercio. Tras haber superado los años más atroces de violencia contra la prensa, es muy decepcionante que estos crímenes sigan sucediendo.

Comentarios
Comparta esta noticia