Comparta esta noticia

Se trata de la derribadora Burdden DSC – 18, la máquina que presentó la Federación Nacional de Cafeteros después de varios años de estudio, pruebas y ensayos en diferentes zonas cafeteras del país por medio de su brazo científico, el Centro nacional de Investigaciones de Café – Cenicafé.

Este desarrollo tecnológico, un hito en el sector cafetero mundial, es resultado del incansable trabajo de la Federación para reducir costos de recolección por kilogramo de café cereza, requerir menos mano de obra y así mejorar la rentabilidad de los productores.

Con base en cálculos preliminares y rigurosas mediciones, incluida la optimización de tiempos, con la derribadora Brudden DSC-18 el caficultor puede recolectar en promedio 50 por ciento más café que por el método tradicional de cocos, lo que significará un menor costo por kilogramo de café cereza recolectado. Este incremento varía dependiendo de la habilidad del operador de la máquina.

Requerir menos mano de obra, algo clave sobre todo en épocas de escasez, es una gran ventaja de la derribadora para el productor.

Al igual que con el uso de lonas en el piso presentadas recientemente, los innovadores métodos recolección puestos a disposición de los productores por Cenicafé requieren nuevas prácticas y cultura laboral para sacarles el máximo provecho, lo que incluye retención de pases de cosecha y trabajo de los recolectores en equipo, las llamadas “pachas”.

Ciencia y tecnología en beneficio de los productores

La derribadora Brudden DSC-18 es fruto del trabajo conjunto del equipo científico de Cenicafé, especialmente de la disciplina de poscosecha (quienes por años se han dedicado a optimizar métodos de recolección), y el equipo de la empresa Brudden de Brasil, con más de 35 años de experiencia en la fabricación de equipos agrícolas del más alto nivel.

En los dos últimos años, miembros de Cenicafé y Brudden dedicaron horas de trabajo, ensayo y error, y adecuaciones a la topografía colombiana y a la fisiología del cafeto arábigo hasta lograr entregar hoy a satisfacción un equipo óptimo que reducirá los costos de producción del café, donde la mano de obra es la variable de más peso.

El costo aproximado del nuevo equipo es $1.600.000 y se ofrecerá inicialmente a través de Agrocafé. Tomando en cuenta el ciclo de vida del equipo, los ahorros en mano de obra y los menores costos de recolección compensarán ampliamente la inversión inicial que haga el caficultor.

Lonas en el piso y derribadora multiplican volumen de recolección

En la misma línea de reducir los costos de producción y elevar la rentabilidad del caficultor, en agosto la Federación entregó otra de las innovaciones desarrolladas por Cenicafé, las lonas en el piso, que aumentan la recolección de café entre 23% y 45%.

En la caficultura colombiana (cuyos inicios se remontan a más de 200 años), la herramienta más usada para recolectar café han sido los “cocos”, pero la escasez de mano de obra y la necesidad de mejorar la rentabilidad del productor han hecho que Cenicafé haya también direccionado sus investigaciones a este sentido.

Comentarios
Comparta esta noticia