Comparta esta noticia

El 11 de marzo del 2019, funcionarios del Hospital E.S.E. San Juan del Suroeste realizaron un cese de actividades debido a las inconformidades que tienen con el centro de salud de Hispania. Los motivos que impulsaron este cese fueron la ausencia de un gerente encargado, la falta de pago de nóminas que no se realiza desde diciembre de 2018, la falta de equipos de uso básico en todos los servicios del hospital, el incumplimiento de pago a proveedores, la ausencia de mantenimiento de las instalaciones y equipos del hospital, entre otros.

Para el 12 de marzo, la Junta Directiva y la Administración Municipal del Hospital se reunió para asignar un nuevo gerente encargado de este centro de salud, el elegido fue el enfermero Luis Fernando Osorio Soto. Con esta decisión, el personal asistencial retomó las actividades hospitalarias.

(Leer: La dolencia del Hospital San Fernando de Amagá)

Sin embargo, la crisis de este centro médico no cesa, en cambio se suma a los Hospitales del país que están en riesgo por la crisis de la salud. Catalina Lopera, líder comunal, comenta que los habitantes de Hispania esperan que se puedan solucionar y gestionar las falencias para que las EPS paguen oportunamente, que se puedan tener flujos de caja suficientes para comprar insumos y que se lleguen a acuerdos para pagar la nómina atrasada del personal, con ello el Hospital de Hispania podría tener una estabilidad.

¿Qué dicen las autoridades municipales encargadas frente a esta situación? EL SUROESTE habló con el Jorge Vanegas, alcalde de Hispania, y con Miriam Jaramillo, directora local de salud de Hispania.

 

Alcalde de Hispania, Jorge Vanegas

El Sureste: ¿Qué estrategias se han implementado para mitigar la crisis?

J.V.: El rollo de eso es que no tiene solución. La salud de este país no permite soluciones. Nosotros no tenemos plata para meterle al hospital de Hispania y además no nos aceptan los créditos. Se realizó la gestión con la Superintendencia de Salud, hicimos una estrategia financiera, pero los hospitales como el de Hispania no son viables financieramente, están condenados a morir, estamos en unas condiciones muy graves. El nuevo gerente tiene como reto sostener el servicio, ir mitigando las partes difíciles mientras todo el mundo se dé cuenta de que, si vamos a presentar un buen servicio y que la razón de ser son nuestros usuarios, debemos hacerlo de manera regional.

ES: ¿Cuáles son las principales dificultades?

J.V.: La cantidad de usuarios es lo que conlleva a que no tengamos un punto de equilibrio, porque los expertos dicen que un hospital para adquirir punto de equilibrio necesita al menos siete mil usuarios, nosotros tenemos un poco más de tres mil, entonces es imposible que la salud en un municipio como el nuestro tenga buen fin.

ES: ¿Hay otras propuestas alternativas para solucionar el problema del Hospital?

J.V.: Hemos planteado la regionalización. Es el único paso que queda. Se propone por ejemplo crear un hospital general y que los otros sean hospitales satélites y así optimizar los recursos: un solo gerente, un solo cuerpo administrativo.

aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa


Miriam Jaramillo, directora local de salud

EL SUROESTE: ¿Cuál es la situación del hospital?

M.J.: Si a nosotros nos pagaran lo que facturamos, podríamos pagar lo que debemos y hasta nos quedaría platica, pero el problema es el flujo de recursos. El dinero no entra y no sabemos qué más hacer porque por ejemplo hay unas cuentas de más de 370 días que ya prácticamente son irrecuperables. Por esta situación, el gerente anterior renunció el 28 de febrero y por problemas en la posesión, no tuvimos gerente durante 13 días. Además, Hispania tiene un agravante que complica la crisis frente a otros municipios, según el Ministerio de Salud, los hospitales con menos de cinco mil usuarios no son sostenibles.

ES: ¿Qué soluciones se están implementando?

M.J.: La Junta Directiva está realizando reuniones periódicas con todo el personal del hospital para entrar a mirar los puntos críticos que internamente se puedan mejorar. El año pasado el municipio solicitó al Concejo Municipal que autorizara un crédito de 150 millones de pesos para inyectar recursos, pero lo curioso es que ningún banco quiso prestar el dinero. Estamos mirando de qué otra manera se pueda presentar el proyecto del préstamo y que sí nos lo autoricen. Esperamos que el Ministerio sea más sensato y busque estrategias, porque al ritmo que vamos, los hospitales están quedando en riesgo. Una de las estrategias rápidas es incrementar el tema del cobro, al menos desde las EPS que están vigentes. Además, mirar qué se deja en el presupuesto y aplicar el cobro persuasivo y jurídico a quienes tienen deudas.

 ES: ¿El Hospital podría cerrar?

M.J.: No, a la comunidad le decimos que tengan toda la seguridad de que no se cierra. En el peor momento de la crisis alguna cosa habrá, pero el hospital no se cerrará, con toda seguridad se va a seguir atendiendo y ya miraremos internamente qué vamos a hacer.

Comentarios
Comparta esta noticia