Comparta esta noticia

Los jóvenes del resguardo indígena Marcelino Tascón, en el municipio de Valparaíso, fueron los primeros en Colombia que conformaron una plataforma juvenil indígena para tener voz con las autoridades departamentales.

El 15 de noviembre Erica Ramírez, gerente de Infancia, Adolescencia y Juventud y Janeth Martínez, gerente Indígena de la Gobernación se reunieron con los jóvenes y Wilson Vélez, líder social del resguardo, para explicarles y organizar la estructura de este espacio de participación.

Sobre este programa, que incluyó la participación de aproximadamente 35 jóvenes, la gerente Indígena señaló que “estos espacios no los teníamos en Antioquia y ellos habían estado olvidados de todos nuestros programas de la Administración Departamental. El objetivo es que ellos puedan participar de todos los eventos que tengan los diferentes programas, como Antioquia Joven, y que ellos participen e interactúen con todos los jóvenes de Antioquia y Colombia”.

Este es un plan piloto que arrancó en Valparaíso por tener una de las comunidades indígenas más activas del departamento. De ser exitoso, se replicará en las siete regiones de Antioquia que abarcan 212 comunidades de este tipo.

Los mismos integrantes de la plataforma escogieron a sus tres representantes, quienes viajarán cuando sea necesario, para hablar en delegación de sus compañeros. Entre los temas que puntualizaron como una necesidad propia fue gestionar dinero para adquirir instrumentos que les permitan seguir trabajando con sus tradiciones musicales emberá.

¿Qué son las plataformas juveniles?

Contempladas en la Ley 1622 de 2013 o Estatuto de Ciudadanía Juvenil, las plataformas juveniles son espacios de participación política que se le ha brindado a esta parte de la población para que gocen de una voz frente a las administraciones y puedan hacer hincapié en los que ellos consideran importante.

No obstante, hasta el momento no se había incluido a las comunidades indígenas en este proceso, por lo que esto se considera un avance importante ya que estos grupos deben tener un enfoque diferencial por las necesidades particulares que manejan. No es lo mismo lo que puede afectar a un joven que vive en una municipalidad, a al que vive en un resguardo.

 

 

 

Comentarios
Comparta esta noticia